Columna QR 17 Años
23 mayo 2022
José Martín Sámano
Noticias

Columna QR: 17 Años

Esta semana José Martín Sámano nos presenta en la Columna QR: 17 Años.

En días pasados tuve la fortuna de participar en un importante foro acerca de huracanes que se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Quintana Roo campus Cozumel. La invitación fue para contar mis experiencias en coberturas periodísticas de este tipo de fenómenos, tomando en cuenta que la temporada oficial 2022 comienza este próximo 1 de junio.

Fue muy interesante conocer distintos puntos de vista acerca de estos fenómenos que son parte de nuestra esencia en el Caribe mexicano. Participaron investigadores de la UQROO quienes han analizado la incidencia de ciclones en la Península, expertos en protección civil, representantes del gremio hotelero, hablando de prevención y desarrolladores de nuevas tecnologías para proteger hoteles, comercios y casas habitación.

En resumen le diré que a pesar de que nos encontramos en el paso natural de los huracanes que impactan en territorio mexicano, en realidad han sido muy pocos los que han causado gran devastación en lo que ahora es Quintana Roo.

Janet, por supuesto, en 1955 que prácticamente destruyó la ciudad de Chetumal dejando a su paso más de 700 muertos. Carmen en el 74, que pegó duro en la región pero apenas comenzaba el desarrollo turístico y los efectos en la infraestructura fueron menores.

Vino después Gilberto el 14 de septiembre de 1988 que destruyó decenas de hoteles y se llevó playas enteras, algunas de las cuales a la fecha no se han recuperado. En esa ocasión llegué al día siguiente como enviado especial de la televisora donde comencé mi carrera y volamos precisamente a Cozumel en un 727 de la ya desaparecida Mexicana de Aviación.

Recuerdo que los pilotos nos invitaron a la cabina para grabar el aterrizaje y que la aproximación final fue a ojo de buen cubero pues la torre de control en la isla había desaparecido. 17 años después, en el 2005, me tocó cubrir tres grandes huracanes en el lapso de dos meses. Katrina, en Nueva Orleáns, Stan, en Chiapas y por supuesto Wilma.

Platicaba en el foro que además del nivel de destrucción que me tocó ver en cada uno de estos fenómenos, lo que más me sorprendió fue la falta de preparación y pronta respuesta en el caso de Katrina, tratándose del país más poderoso del mundo.

Columna QR 17 Años

TAL VEZ TE INTERESE: Columna QR: Doña Eva .

La cifra de muertos fue superior a los dos mil en ese caso y está considerado como una de las mayores pifias en materia de prevención ante la ruptura de los diques que fueron construidos para supuestamente proteger a la ciudad que se encuentra muy cerca del lago Ponchatrain y que en aquella ocasión inundó por completo esa metrópolis.

De Wilma tengo por supuesto varias anécdotas que además seguramente muchos de ustedes habrán vivido en carne propia. Pero quizás lo que me dejó marcado fue sobrevolar Cancún en un helicóptero de la Marina y pensar que este destino turístico jamás podría recuperar su esplendor tras haber sido vapuleado durante más de 48 horas por aquel gigantesco monstruo.

Nunca tan equivocado. Los cancunenses en particular, y los quintanarroenses en general, hemos demostrado un nivel superior de resiliencia y fortaleza ante las adversidades. Ya vamos saliendo de la pandemia. Al sargazo apenas lo estamos conociendo pero tarde o temprano aprenderemos a controlarlo.

Y los huracanes, bueno, ya nos han tocado algunos de los más poderosos de la historia y aquí seguimos. 17 años pasaron entre Gilberto y Wilma. Mismo lapso que del 2005 a la fecha. Otros grandes ciclones habrán de impactarnos, de eso no hay duda, como tampoco la tengo de que una y otra vez podremos superarlos.

TAL VEZ TE INTERESE: Columna QR: El señor de los perros .

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Quintana Roo en Google News!
Contenido relacionado