Columna QR por José Martín Sámano
18 abril 2022
José Martín Sámano
Programas
Compartir

Columna QR: La palabra clave

A diferencia de cualquier otro ser de la creación, tenemos el poder tomar la palabra y elegir o discernir. Nuevamente la sociedad tendrá la opción de decidir.

Cancún.- Uno puede estar a favor o en contra de determinado partido, personaje público, candidata o candidato. Se puede tener pensamiento de izquierda, centro o derecha y hasta un poco de todo lo anterior. Eso es lo normal, es nuestra esencia como seres humanos, pues a diferencia de cualquier otro ser de la creación, tenemos el poder tomar la palabra y elegir o discernir.

Yo crecí por supuesto influenciado con el pensamiento político de mis padres y aunque en casa no se hablaba mucho de tema como tal o quizás no entendía yo al cien lo que decían en la sobre mesa de los gobernantes en y gobiernos en turno, sí recuerdo que en la familia la palabra clave siempre fue la libertad. El ejemplo más cercano que teníamos era el caso de Cuba y mi padre con frecuencia se refería a que la falta de libertades era lo peor que le podría pasar a cualquier persona y mas aún a una nación entera. Lo mismo pasó en mi proceso educativo, primero en escuelas de monjas y luego laicas. Creo que en general crecí en un ambiente en el que resultaba primordial promover la libre empresa, la libertad de pensamiento y por supuesto, la democracia.

Todo esto viene a colación por lo que acabamos de vivir en la Cámara de Diputados con el proyecto de Reforma a la Ley Eléctrica. No pretendo entrar en la discusión de si era para beneficio o perjuicio de nuestro país. Cada quien tendrá su opinión al respecto, pero el hecho consumado es que la oposición logró por primera vez en la historia del presidencialismo en México, echar atrás una iniciativa de semejante magnitud propuesta por el titular del ejecutivo. Los partidos que no son afines a la llamada 4T se unieron, dejaron atrás sus diferencias y así lograron hacer valer su voz y su voto.


Las y los diputados asumieron su responsabilidad (como deberían hacerlo siempre y no sólo en este caso) y se logró un récord de asistencia del que muchos dudábamos que se lograra al tratarse de un día festivo y las amenazas de un boicot. La lección, desde mi punto de vista, es que a final de cuentas nuestra Constitución y nuestras leyes son sagradas. Nos gusten o no deben respetarse y cumplirse. Los senadores, diputados federales o locales, regidores, presidentes municipales y el propio presidente de la República deben ser garantes de la legalidad para seguir viviendo en un país de libertades.

Se aproximan las elecciones del cinco de junio y nuevamente la sociedad en su conjunto tendrá la opción de decidir por lo que cree y en quien o quienes confía. En el caso de Quintana Roo existe por primera vez la posibilidad real de que una mujer gobierne nuestro estado. Por ello es tan importante que nos involucremos y ejerzamos nuestro derecho. Con convicción y no por fobias o filias a determinados colores o personajes. Con amor por nuestra tierra y por supuesto con absoluta libertad.

José Martín Sámano
Titular de Noticias Azteca Quintana Roo.

@jmartinsamano

Una de mis primeras asignaciones en el extranjero más allá de Estados Unidos fue en cuando pedí ser enviado a Cuba para hacer un reportaje especial sobre la crisis de los llamados “balseros” en 1994 .

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Quintana Roo en Google News!
Contenido relacionado