Columna QR por José Martín Sámano
18 julio 2022
José Martín Sámano
Opinión

Columna QR: Asignatura Pendiente

José Martín Sámano nos trae nuevamente su columna QR para hablarnos de la oferta universitaria de Quintana Roo y la disconformidad de los estudiantes.

¿Simple percepción o fiel reflejo de la realidad? Lo cierto es que hoy en día, los estudiantes y los padres de familia no están contentos con la oferta de educación superior que existe en Quintana Roo.

No lo digo yo, sino la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2021 apenas dada a conocer y que coloca a nuestro estado en el tercer sitio de insatisfacción por parte de los jóvenes que quieren ir a la universidad.

Según el estudio de opinión, el 67.5 por ciento de los quintanarroenses mayores de 18 años no está contento con la oferta universitaria sólo por encima de Oaxaca y Michoacán.

El dato es preocupante porque además señala que en los últimos dos años la aprobación ha bajado en un 10 por ciento. Lo curioso del asunto es que en realidad sí existen opciones de calidad tanto en el sector público como en el privado y que no podemos comparar el número de instituciones de educación superior que actualmente hay en el estado con el que tenían generaciones anteriores.

Ahora bien -salvo honrosas excepciones-, es un hecho que en fechas recientes han abierto infinidad de universidades “patito” algunas de las cuales ni siquiera cuentan con los registros oficiales. En estos casos las colegiaturas son muy bajas pero por lo mismo su nivel académico, sus planes de estudio y sus instalaciones son de ínfima categoría.

Otro elemento revelado en la encuesta es que muchos jóvenes afirman que no encuentran en Quintana Roo las carreras que ellos quieren estudiar. En efecto, no habría manera de ponerse a la talla de la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla o Mérida para no irnos tan lejos.

Aquí, evidentemente, se han privilegiado carreras que tienen que ver con la industria del turismo y los servicios relacionados con la hospitalidad, mientras que las carreras técnicas o de ciencias y humanidades son difíciles de encontrar.

Habrá sus excepciones, no lo dudo, pero aquellos padres de familia que tienen los recursos suficientes continúan pensando que es mejor que sus hijos se vayan a estudiar a otras ciudades o incluso en el extranjero, lo cual evidentemente representa una fuga de talentos ya que en muchos casos los recién egresados no quieren regresar a nuestro estado o no encuentran oportunidades de trabajo acordes a su preparación y expectativas salariales.

Volviendo a la premisa -percepción o realidad-, lo cierto es que de acuerdo con la encuesta mencionada la oferta universitaria en Quintana Roo sigue siendo para muchos jóvenes y sus padres, una asignatura pendiente.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Quintana Roo en Google News!
Contenido relacionado