Consejos para combatir la obesidad y el sedentarismo en niños
Crédito: UNSPLASH / Annie Spratt
29 noviembre 2022
Julieta Moreno
Viral y Tendencia

Consejos para combatir la obesidad y el sedentarismo en niños

La obesidad y el sedentarismo en niños es un problema que siempre ha existido y ha aumentado en los últimos años, sigue estos consejos para poder combatirlos.

La pandemia de COVID-19 sin lugar a dudas trajo muchas consecuencias, como lo es empeorar un fenómeno que ya se observaba: el incremento de la obesidad y el sedentarismo en niños, todo como consecuencia de comer muchos alimentos procesados, poco movimiento y gran parte del tiempo frente a las pantallas. Por eso aquí te damos algunos consejos para combatirlos

Las consecuencias de la pandemia de COVID-19 parecen ser infinitas. La obesidad y el sedentarismo es un fenómeno que ya existía desde antes delCOVID-19, sin embargo las cifras de sobrepeso entre los más chicos crecieron de manera alarmante, según los especialistas.

“La pandemia tuvo un enorme impacto en la población infantil. Desde muchos aspectos, estamos viendo las consecuencias de las restricciones que los niños sufrieron. Estas restricciones impactaron no sólo en su escolarización, sino también en aspectos esenciales del estilo de vida, como la alimentación, el sueño y buen descanso, la recreación, la exposición solar y las actividades al aire libre, la sociabilización y el poder compartir con sus pares: estos aspectos son esenciales para el crecimiento y desarrollo armónico de cualquier niño”, comentó un especialista médico.

Alimentación balanceada para una correcta salud

Para muchos especialistas en nutrición y medicina el uso restringido de espacios públicos o privados como las plazas, clubes y demás áreas de juegos significó una disminución en las oportunidades de participar en la actividad física, agravado por el cierre de las escuelas, lo que además alteró las rutinas y horarios de comida y sueño en las casas, y aumentó el sedentarismo.

A todo lo anterior también se suma la tecnología, pues la falta de recreación, de encuentro entre pares, juego y sociabilización llevó a los pequeños a tener que relacionarse a través de un dispositivo, siendo ésta la única opción para continuar con su educación y estar en contacto con amigos durante la pandemia, por lo que el uso de aparatos tecnológicos aumentó más de tres horas diarias durante el confinamiento, con resonancia no sólo en los hábitos dietéticos, sino también en los procesos cognitivos, sueño y autorregulación de los niños y también de los adultos.

Consejos para combatir la obesidad y el sedentarismo

Las familias poco a poco están recuperando sus rutinas y hábitos previos a la pandemia, como practicar deporte, asistir a clubes, realizar salidas al aire libre o incluso, salidas de fin de semana y vacaciones, lo anterior son actividades que la mayoría de las familias agradecen.

Sin embargo los mejores consejos para combatir la obesidad y el sedentarismo en niños son disfrutar del calor y aire libre, es decir, realizar todo tipo de actividades físicas que permitan el movimiento, además de que esto provocará una mayor ingesta de agua para hidratarse bien, así como también mejorarán los hábitos alimenticios, pues es vital que los padres tengan en esto un participación importante y dejen de proporcionar a los pequeños alimentos altos en azúcares y procesados.

Cabe resaltar que las clases de educación física en las escuelas son un buen espacio para el ejercicio físico y experiencias motoras que pueden modificar las conductas sedentarias y deterioro psico social. Con esto se logra iniciar algún deporte o actividad de recreación para los más pequeños.

Y como ya también menciones es importante saber que los niños actualmente se alimentan mal y eso viene de la casa. La pandemia acrecentó todo esto aún más y estamos viendo las consecuencias. Las familias están colapsadas después de volver a la “normalidad”, ya que pasaron de tener mucho tiempo libre en sus casas, a no tenerlo y por eso optaron por la comida rápida, les costó volver a organizarse lo que se traduce en una mala alimentación de los chicos.

Hay un exceso de azúcares en la alimentación de todos los días. La verdad es que los niños se alimentan mal, comen muchísimos alimentos procesados, con exceso de azúcar, colorantes, aditivos, etc. y todo esto lo consumen en casa. Sumado a esto,tenemos el exceso de tecnología y eso causa sedentarismo: están mucho tiempo sentados frente a las pantallas digitales.

De lo anterior se derivan muchos problemas de salud que los niños padecen actualmente: alergias, falta de energía, bajo rendimiento escolar, infecciones recurrentes, hiperactividad, problemas de sueño, trastornos digestivos.

Actualmente los niños consumen muchos alimentos procesados
Crédito: UNSPLASH / Alia
Actualmente los niños consumen muchos alimentos procesados

Por eso uno de los consejos es hacer que los niños y niños se nutran más y mejor, comiendo (aunque suena cliché) frutas y verduras, llevando una alimentación balanceada combinada con el consejo anterior, la actividad física, el practicar algún deporte o simple y sencillamente realizar actividades al aire libre, donde puedan estar en contacto con la naturaleza, el calor proveniente del sol, que además los ayudará a volver a desarrollar la habilidad de socialización y para los que no la tengan pues se empiece a generar, otro beneficio es que con lo anterior las familias puedan volver a hacer esa conexión que se perdió durante el encierro por el COVID-19.

La primavera el mejor escenario

Ante los consejos anteriores, especialistas han compartido que la primavera y la llegada de los días más largos parecen ser una buena oportunidad para incrementar las actividades deportivas y de recreación al aire libre.

Los ritmos y ciclos de la naturaleza influyen notablemente en los seres humanos, sobre todo los niños, que están muy conectados con su instinto. En esta época, ellos buscan naturalmente estar al aire libre y disfrutar del sol, la pileta y la naturaleza.

Es importante proponerles actividades y hacer salidas en familia. Muchos niños se han hecho adictos a las pantallas y cuesta sacarlos del sedentarismo, pero la mayoría, disfruta de las actividades al aire libre, las salidas recreativas o el deporte.

Es relevante tomar cartas en este tema y actuar ya que se calcula que para el 2050, la mitad de la población mundial podría padecer diabetes tipo 2. Estas tendencias son alarmantes y están en relación a los patrones de consumo y tipo de alimentación que predomina en occidente en la actualidad.

Combate la obesidad y el sedentarismo en niños con actividad física
Crédito: UNSPLASH / Robert Collins
Combate la obesidad y el sedentarismo en niños con actividad física

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Quintana Roo en Google News!
Contenido relacionado
×