mercado 23.jpg
23 octubre 2021
TV Azteca
Noticias

Llega la flor de cempasúchil al mercado 23 de Cancún (FOTOS)

Arriba la flor de cempasúchil al mercado 23 de Cancún y se vende en ramos o macetas con precios que van desde los 70 a los 135 pesos.

Con el amarillo intenso de su figura y lo largo de su tallo llegó la flor de cempasúchil al mercado 23 de Cancún.

Esta flor, usada para ofrendar en los altares del Día de Muertos, se vende en ramos o macetas con precios que van desde los 70 a los 135 pesos.

Llega la flor de cempasúchil al mercado 23 de Cancún (FOTOS).jpg

De acuerdo con los encargados las expectativas son positivas para esta temporada debido a que en los primeros días han registrado ventas superiores al 150 por ciento en comparación con el año pasado.

Diariamente están movilizando 100 rollos de esta flor, en promedio.

La flor de cempasúchil, símbolo de la cultura mexicana

Esta flor ha sido referencia de nuestra cultura, ya que refleja el inicio de las festividades de Día de Muertos. Su nombre proviene de náhuatl cempohualli, que significa veinte, y Xochitl, que significa flor, por lo que entonces su significado sería “Flor de 20 pétalos”.

Desde hace años, esta flor con su color y aroma, es uno de los más representativo en los altares, la cual representa el sol para los pobladores del México Antiguo, por eso la utilizan para guiar a sus seres queridos durante su regreso a casa.

Llega la flor de cempasúchil al mercado 23 de Cancún (FOTOS) (2).jpg

La flor de cempasúchil también es conocida como la flor del muerto, cempoal, flor de difunto, flor de niño o veinte flores.

Leyenda alrededor de la flor

En México existe la leyenda en la que dos jóvenes enamorados, Xóchitl y Huitzilin, quienes subía a la montaña día tras día a llevarle flores a Tonatiuh, el dios del sol.

En un día la pareja juró amarse para siempre ante el Dios Tonatiuh. Durante la guerra, la pareja se separó, y fue tiempo después cuando Xóchitl se enteró de que su amado estaba muerto.

Ante la noticia y con el corazón “roto” , la joven le pidió al Dios Tonatiuh que la reuniera con Huitzilin.

Entonces, el dios dejó que sus rayos cayeran sobre Xóchitl, en el momento en que su piel se iluminó, la chica se transformó en una flor de color amarillo intenso, como la luz del mismo sol.

Segundos después, un colibrí se posó sobre la flor, lo que según la leyenda se trataba de la reencarnación de Huitzilin.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Quintana Roo en Google News!
Contenido relacionado
×