Fuerza canina para detectar explosivos y narcóticos en Cancún

Los perros integrantes de la Unidad Canina son los principales aliados para detectar explosivos y narcóticos durante los operativos implementados por las autoridades.

10 agosto 2022
Marisol Pech
Noticias

Una labor de astucia y mucha garra, en apoyo de búsqueda de drogas, personas y explosivos, así es el trabajo de los agentes caninos.

En la base de la Unidad Canina de la Policía Preventiva donde nos hacen a hacer una demostración de las habilidades y destreza al momento de trabajar en favor de la seguridad pública.

Entrenadores y manejadores en Benito Juárez forjan a cachorros desde los 6 meses, ya sea para búsqueda de enervantes, defensa controlada o búsqueda de armas o cuerpos.

“La unidad canina de la policía preventiva sus funciones son básicamente en filtros, en las terminales de autobuses, en recorridos y con los canes para detectar sustancias prohibidas y objetos ilegales” declaró Samuel Reyna Salinas, policía 2do supervisor de la Unidad Canina.

El complemento entre agente y can, hace que se les denomine binomio, ya que con la astucia del perro y la habilidad de los elementos, logran detectar sus objetivos.

“La nariz del perro siente los olores a través de las maletas en caso de que estén ocultas y le avisa a su entrenador que ha detectado un olor y ellos están buscando su premio, entonces el entrenador le solicita al dueño de la maleta la inspección”, comenta Reyna Salinas.

La naturaleza de los perros, determina la función para la que es ideal. El perro su personalidad marcaje es rasgar, el entrenador no lo pondría a buscar explosivos, a lo mejor lo pondría a buscar narcóticos y si su marcaje es ladrar igual lo pondría a buscar explosivos porque avisa sin tocar lo que se está tratando de encontrar.

No se les da drogas a los canes son aromas sintéticos para enseñarles su labor, además siempre son recompensados con una caricia, su juguete favorito, una palmada o un bocadillo.

“A los perros se les enseña un aroma, pudiera ser un aroma a cannabis y cuando el huele, se le premia...entonces él asocia que cada vez que hay olor a cannabis va a avisar a su entrenador” destaca el Policía 2do supervisor de la Unidad Canina.

Una vez cumplida su misión, a los 8 años de servicio aproximadamente, se les retira con honores en una ceremonia de jubilación, en espera de ser adoptados.

Contenido relacionado